Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2009

Reflexión de Primer Domingo de Adviento

Uno no sabe qué pasa por la mente de los chimpancés o si el perro de casa alguna vez piensa sobre su vida de perro. Pero ciertamente los humanos pensamos sobre nuestra vida y sentimos que hay una diferencia entre lo que pudiera ser nuestra vida, y lo que es.

Esa diferencia se siente sobre todo cuando nos proponemos hacer cosas que requieren sobreponer grandes obstáculos. Y también se siente cuando simplemente estamos impedidos de hacer los trabajos más cotidianos, como subir una escalera. Pocos son los que se dan cuenta de la escalera como tal, como pocos piensan en el oxígeno que respiran. Pero los cojos y los tullidos tienen esta especie de bendición: ellos ven la escalera más que nadie. Los que se proponen llegar lejos con su vida también se dan cuenta de muchas cosas, mejor que otros.

Es en ese contexto que uno también puede leer la descripción de los tiempos mesiánicos: los ciegos, los cojos andan y muchos se regocijan al escuchar la predicación del Reino de Dios. No es algo que…

National Catholic Youth Conference

Cosas veredes, decía, no sé si Sancho, o Don Quijote. Esta semana se celebró la Conferencia Nacional de la Juventud Católica, en Kansas, y a juzgar por las fotos estuvo muy concurrida.

Nótese la procesión con el Santísimo y la cantidad de clérigos con sus vestimentas tradicionales.

No hay duda que la religiosidad tradicional sigue teniendo gran arraigo.


Ver el Blog católico, Catholic Key.

Los países más transparentes

En una investigación sobre los países más corruptos, también aparecen los países más transparentes, es decir, donde la corrupción se hace más difícil, o donde hay la percepción que el gobierno es “transparente”, por lo que hay poca corrupción.

Los países más transparentes resultaron ser Dinamarca, Nueva Zelanda y Singapur. Son también de los países más ricos del mundo.

De los países más corruptos en América Latina, Venezuela salió como el primero. México no se quedó muy atrás. Esto quiere decir: son las sociedades más injustas y que menos oportunidades ofrecen a los pobres, en Latinoamérica.

La eficiencia de un gobierno o la injusticia de la corrupción de los poderosos no tiene que ver con socialismo, capitalismo o intervencionismo yanqui. Tiene que ver con la voluntad pública de “ser transparentes”.

Claro, es fácil echarle la culpa a “los grandes intereses” para distraer la atención del pueblo.

Ver el artículo de la BBC:
http://www.bbc.co.uk/mundo/america_latina/2009/11/091117_1400_corru…