Ir al contenido principal

Entradas

Domingo 2º de Pascua, Ciclo B

  El tema de este domingo es la experiencia del apóstol Tomás, que dudó Durante seis semanas observamos el tiempo litúrgico de cuaresma. Ahora entramos en el tiempo litúrgico de Pascua de Resurrección, durante otras seis semanas. Ambos tiempos litúrgicos se compensan y se relacionan entre sí, sobre todo en términos de la Semana Santa y esta semana subsiguiente de la Octava de Pascua.  Este domingo es, como todos los domingos, celebración de la Resurrección, que es el eje de nuestra fe: Jesús resucitado.  En este contexto fue un error establecer este domingo como solemnidad del Cristo de la Divina Misericordia, ya que es algo que corresponde al ciclo cuaresma-Semana Santa. En el ciclo de Pascua no corresponde pensar en nuestra necesidad de misericordia. El Resucitado ya es testimonio de que Dios no le da importancia a nuestros pecados; o que, en todo caso, nos ha dado la gracia y el perdón.  Hemos renacido con Cristo en nuestro bautismo y por eso el eje de nuestra fe es la alegría del R
Entradas recientes

Domingo 5º de cuaresma, Ciclo B

  El tema de este domingo es el anuncio de la Pasión. "…si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto," dice Jesús en el evangelio de hoy. La Pasión y muerte en cruz de Jesús sella la Nueva Alianza que anunciaron los profetas. Dios ofrece la salvación porque ese fue su designio, su propósito, desde el primer momento de la creación. En este consiste la salvación: en creer en el Padre y su Enviado, Jesús. Esto es posible mediante la acción del Espíritu en nuestros corazones, y en el mundo. Esto lo podemos explorar en la presentación que publico en YouTube, igual que para los domingos anteriores, a la que se puede acceder presionando aquí .

Domingo 4º de cuaresma, ciclo B

  Tradicionalmente este es el domingo del "Alegraos". Por eso se subraya el tema de nuestra salvación. Nos recuerda que, por mucho que hayamos pecado, Dios no se olvida de nosotros. El pueblo de Israel también pecó, apartándose de Dios, y por eso Dios lo castigó con el destierro y la esclavitud en Babilonia. Pero Dios nunca se olvidó de su pueblo y por eso llamó a los israelitas a que salieran de Babilonia y volvieran a la Tierra Prometida.  De la msima manera Dios nos llama a la salvación mediante la fe en Jesús Nuestro Señor. Es lo que señala San Pablo en la Segunda Lectura de este domingo: nuestra salvación es gratuita.  En el evangelio de hoy se narra la visita que hizo el fariseo Nicodemo a Jesús, al amparo de la oscuridad de la noche. Nicodemo era uno que yacía en tinieblas y ahora se levantó para caminar hacia la luz.  He puesto una formulación de estos puntos del domingo de hoy en formato de láminas en secuencia, en YouTube. El lector puede oprimir aquí para ir a la p

Domingo 3º de Cuaresma, ciclo B

  El tema de este domingo es la expulsión de los mercaderes del templo.   Jesús se presenta con autoridad mesiánica ante los líderes judíos y ante el pueblo. No olvidemos que él era judío y creía en la Ley. Él no vino a abolir la Ley, sino a cumplirla, como lo anunciaron los profetas. (Mateo 5,17)  Los profetas también llamaron al pueblo a una conversión de corazón, como la que nos toca a nosotros examinar todas las cuaresmas, todos los años. Uno puede volverse miope (el que ve de cerca, pero no de lejos) y quedarse mirando lo que tiene al frente. Uno puede pensarse justo, como tantos que ofrecían sacrificios obedientemente, como lo disponía la Ley. Pero en realidad uno está mirando la Ley y no a Dios, que está detrás de la Ley. Uno puede terminar idolatrando la Ley. Es lo que quiso decir Jesús al defender su acción. Él no vino a destruir al templo, sino a confirmar el templo como el lugar de cumplimiento de la Ley. Él no vino a abolir la Ley, sino a invitarnos a apropiarnos la Ley com

Domingo 2º de cuaresma, ciclo B

  El segundo domingo de cuaresma está dedicado tradicionalmente al tema de la Transfiguración del Señor.  Esta vez he puesto mis apuntes en una presentación en YouTube. El lector puede verla oprimiendo aquí . 

Domingo 1º de cuaresma, ciclo B

  El tema de este domingo es el de las tentaciones de Jesús en el desierto La primera lectura para este domingo está tomada del Génesis 9,8-15. Es el momento en que ha pasado el Diluvio universal y Noé sale del arca. Dios entonces hace un pacto con Noé, con todos sus descendientes, y con todos los animales sobrevivientes. Nunca volverá a destruirlos con un diluvio. La señal del pacto será el arco iris. Cuando aparezcan nubes sobre la tierra no habrá que tener miedo a otro diluvio, y la señal de que eso es así, será el arco iris.  La lectura así evoca el pacto de Dios con nosotros, la Alianza de Dios con la humanidad. Evoca la voluntad de Dios al crear. Dios espera una conducta recta que nace de un corazón recto motivado por el respeto a Dios.  El salmo responsorial canta los versos del salmo 24,4bc-5ab.6-7bc.8-9. «Señor, enséñame tus caminos,» cantamos. Y entonces, «El Señor es bueno y es recto, y enseña el camino a los pecadores; hace caminar a los humildes con rectitud, enseña su c

Miércoles de cenizas, año 2021

  Mujer pidiendo limosna. A continuación, comparto con los lectores unos apuntes del 2019. Al final hay enlaces a otros apuntes de años anteriores, sobre el miércoles de cenizas.   En el Antiguo Testamento hay varias ocasiones en que alguien se rapa la cabeza, se viste de saco, se echa ceniza por la cabeza, para mostrar su tristeza y como testimonio de actitud de penitencia.  Así, por ejemplo, vemos en Isaías 58,5: “¿Acaso es éste el ayuno que yo quiero el día en que se humilla el hombre? ¿Había que doblegar como junco la cabeza, en sayal y ceniza estarse echado? ¿A eso llamáis ayuno y día grato a Yahveh?” El cristiano no tiene razón para estar triste, hacer penitencia, decirle a Dios, “Mira como lloro, mira como sufro”. Dios no necesita perdonar porque no hay transgresión a la ley. Si no hay ley, no hay pecado. (San Pablo).  Los cristianos somos del Pueblo de Dios en marcha, bautizados, redimidos, en el gozo pascual porque el Reino de Dios ya está con nosotros. Habitar en la compañía