Ir al contenido principal

Entradas

Domingo 33, Tiempo Ordinario, Ciclo C

El evangelio del domingo de hoy presenta el tema de la Segunda Venida, de la llegada del último día y el fin de los tiempos. Naturalmente, lo asociamos al tema de la resurrección de la carne, como en el domingo pasado. En los párrafos siguientes le propongo al lector una reflexión que no va a seguir la ruta de otros domingos. No va a ser a la manera de una meditación directa sobre las lecturas para este domingo.  Si el lector lo prefiere, siempre puede ir a mis apuntes para este domingo pinchando aquí.
En las reflexiones que siguen le pido al lector paciencia. Le pido terminar de leer todo, antes de lanzarse de inmediato a conclusiones.

En mis tiempos de estudiante, allá por 1965, cuando estaba de moda la canción «Hang on Sloopy», también estuvieron de moda los teólogos de la muerte de Dios. No es que Dios hubiese muerto como tal. Es que había muerto –lo notaban así, ahora– una apariencia falsa de Dios. 
Para aquella situación propusieron el proyecto de un cristianismo no religioso (religi…
Entradas recientes

Domingo 32, Ordinario Ciclo C

Las lecturas de este domingo giran alrededor del tema de la resurrección de la carne.
En la primera lectura del segundo libro de los Macabeos, se nos narra el martirio del hijo de una viuda que, como buen judío, prefiere morir a violar las disposiciones dietéticas de la Ley. A punto de morir, le dice al rey, "Es preferible morir a manos de los hombres, con la esperanza puesta en Dios de ser resucitados por él. Tú, en cambio, no resucitarás para la vida".
En la segunda lectura tenemos un pasaje de la segunda carta de San Pablo a los hermanos de Tesalónica. Según los estudiosos es uno de los documentos más antiguos que llega hasta nosotros, quizás anterior a los mismos evangelios. (Es la carta en que Pablo anticipa la pronta llegada del fin de los tiempos, cuando los que todavía estén vivos en ese momento serán arrebatados de improviso a los cielos. ) Por eso sabemos que en el pasaje de la segunda lectura de hoy se da esta situación por sentado: en cualquier momento este mundo e…

Domingo 31 Tiempo Ordinario Ciclo C

En la lectura continua del evangelio de Lucas, este domingo leemos y escuchamos la narración de Zaqueo el publicano.  Se trata de «un hombre muy rico…que era jefe de los publicanos». Como el domingo pasado, podemos evocar su persona en términos de nuestros días. Esto es como decir que era un hombre rico y poderoso, «el jefe de los bichotes».  En Puerto Rico ha aparecido este anglicismo, de «big shot» (peje gordo, persona muy importante). Se utiliza para referirse a los «dueños» de un territorio de tráfico de drogas. En tiempos de España les llamarían «caciques», no sé.  Hablar de un jefe de bichotes evoca la figura del hijo del Chapo Guzmán a quien las autoridades no pudieron arrestar esta semana. La artillería y poder del cartel de Sinaloa doblegó a los federales del ejército mexicano. Aun si se pensase que esa debilidad y desorganización de los federales resultó de la infiltración de los narcos en el mismo gobierno, ello sólo confirma el poder de los narcos. Pero al menos los bichotes pu…

Domingo 30, Ciclo C, Tiempo Ordinario, año 2019

El evangelio de hoy nos propone la parábola del fariseo y el publicano.
Qué tal explorar una idea del equivalente de esa parábola hoy.
El publicano era como uno de esos sin-vergüenzas del gobierno que son unos impíos, es decir, que no temen a Dios, aun siendo hijos y sobrinos de pastores, como en el caso de Wanda Rolón. Son como Edwin Mundo, que sin muchos estudios, ni títulos académicos se agencian contratos jugosos y el pueblo que se fastidie. Son como los responsables de saquear el fondo de las pensiones de retiro, que ahora hay que recortar los pagos a los pensionados y ellos, como si no fuera con ellos. Nadie habla de exigirle a los saqueadores que paguen lo que ahora falta. No, es más fácil recortar los desembolsos mensuales a los pensionados.
El publicano es como los que sin trabajar mucho se fueron al retiro con pensiones jugosas: esos que fueron alcaldes por cuatro años y se fueron; esos que fueron gobernadores y luego presionaron a los encargados para decir que cumplían con…

DOMINGO 29, CICLO C, Tiempo Ordinario

La primera lectura para este domingo nos presenta a Moisés y la batalla contra los amalecitas. Mientras Moisés mantenía sus brazos en alto, los israelitas ganaban. Si Moisés bajaba los brazos, los israelitas comenzaban a perder. Entonces vienen dos a ayudarlo para que Moisés pueda seguir sosteniendo los brazos en alto.


Eso es como hacer trampa.También es una manera supersticiosa de pensar: si hacemos el encantamiento, se producen los resultados "supernaturales". Dios está a las órdenes de nosotros, nos favorece si nosotros cumplimos lo que él exige. Esto anuncia lo que encontraremos en el evangelio.  Nuestras mentes limitadas no pueden pretender entender la mente de Dios, mucho menos podemos pretender juzgarlo.  En la lectura del evangelio de hoy Jesús presenta el caso de la viuda impertinente ante el juez corrupto.  En aquella época –y también hoy día– las viudas quedaban desamparadas al morir su marido. El juez era un corrupto, un hombre que no le tenía miedo a Dios. Con e…

Domingo 28, Tiempo ordinario, Ciclo C

La lectura continua del evangelio de San Lucas nos presenta hoy el episodio de diez leprosos que le gritan a Jesús desde la distancia, "Ten compasión de nosotros". Jesús les dice que debían ir a presentarse a los sacerdotes en Jerusalén para confirmar que estaban curados (se sobreentiende).

Algunos componentes del contexto de la narración son los siguientes.

En Levítico 13,45 (según indica la Biblia de Jerusalén a este pasaje de Lucas 17,13) la Ley establece que los leprosos deberán mantenerse a distancia de la gente, con la cabeza tapada (como las mujeres) y al caminar ir gritando, "Inmundo, sucio". En ese precepto el libro del Levítico también le impone no bañarse al leproso.Jesús se encuentra con los leprosos a la entrada de un poblado en Samaría, justo al otro lado de la frontera con Galilea. Llega allí en su viaje hacia Jerusalén. Pienso que decir "samaritano" en aquel entonces es como decir "palestino" hoy día. Judíos y palestinos no se pu…

Tiempo ordinario, Ciclo C, Domingo 24

Primera Lectura Libro del Exodo 32,7-11.13-14. La primera lectura se ubica en el escenario del Sinaí, cuando Moisés permaneció dentro del monte durante cuarenta días. El pueblo, cansado de esperar, provoca que Aarón (el hermano de Moisés que hablaba en su lugar, porque Moisés era torpe de palabra) le construya un ídolo para adorarlo. Dios le dice aMoisés que baje del monte, “que se ha pervertido tu pueblo, el que tú sacaste de Egipto”. El ídolo, nos dice, está hecho con figura de toro, forjada en metal (el texto no especifica que fuera de oro). Como en el caso de Sodoma y Gomorra, Dios anuncia su intención de destruir al pueblo hebreo. Lo sustituirá con la descendencia de Moisés.  Moisés entonces entra en un diálogo con Dios que es como un regateo en el mercado, al estilo árabe, como hizo Abrahán en el caso de Sodoma y Gomorra. Argumenta lo mismo que uno piensa enseguida, ¿No es que Dios se había comprometido con Abrahán y su descendencia para siempre? Dios entonces accede. “Y el Señor s…