Ir al contenido principal

Entradas

Domingo 1º de Adviento, Ciclo B

  El tema de este domingo es el Adviento mismo, la espera por la llegada del Señor La primera lectura está tomada del profeta Isaías 63, 16b-17; 64, 1.2b-7. El profeta expresa el abatimiento del pueblo israelita en el cautiverio babilonio. Han sido esclavizados y están una vez más, como cuando en Egipto, humillados por sus amos. ¿Es que Yahvé no se acuerda de su pueblo? El profeta se lamenta, «Señor, ¿por qué nos extravías de tus caminos y endureces nuestro corazón para que no te tema?» Es que interpreta el sufrimiento y el abandono del pueblo como castigo de los pecados y el endurecimiento de los corazones de los israelitas. Es como pensar que Dios envía castigos al pueblo de Puerto Rico por culpa de tantos y tantos corruptos que sólo piensan en robar. Es como si Dios hubiese enviado a esos corruptos o hubiera permitido que mandaran esos corruptos y el pueblo quedara a la deriva víctima de huracanes y terremotos. Es el castigo que Dios envía por nuestros pecados.  En cierto modo es v
Entradas recientes

Domingo 34 del Tiempo Ordinario, Ciclo A. Solemnidad de Cristo Rey

  Este domingo marca el final del año litúrgico con la solemnidad de Cristo Rey. El tema de este domingo es el día final al final de los tiempos. La primera lectura de hoy está tomada del libro del profeta Ezequiel 34,11-12.5-17. «Así dice el Señor,» nos dice, «Yo mismo en persona buscaré a mis ovejas». Y más adelante, en la lectura, «Buscaré las ovejas perdidas, recogeré a las descarriadas; vendaré a las heridas; curaré a las enfermas». Al final termina: «Voy a juzgar entre oveja y oveja, entre carnero y macho cabrío.» La lectura anuncia indirectamente lo que los judíos de la época de Jesús y los primeros discípulos tomaron como el final de los tiempos. Podemos pensar que en el Cautiverio babilonio nació una nueva comprensión de la fe judía en la historia de la humanidad. Esto se puede resumir: Israel fue el pueblo escogido de Dios. Israel se alejó de Dios con sus infidelidades. Dios usó a los asirios y a los babilonios como instrumentos de su furia y su castigo. 

Domingo 33º del Tiempo Ordinario, Ciclo A

  El tema de este domingo es la parábola de los talentos. La primera lectura de hoy está tomada del libro de los Proverbios capítulo 31,10-13.19-20.30-31. Corresponde a la descripción de la esposa ideal. Es la lectura que antes del Concilio Vaticano II siempre se hacía para la ceremonia de los nupciales. «Una mujer hacendosa, ¿quién la hallará?», nos dice. Una mujer así hace feliz a su marido. Pero también es caritativa con los necesitados. «Abre sus manos al necesitado y extiende el brazo al pobre,» nos dice. Y entonces concluye, «Engañosa es la gracia, fugaz la hermosura, la que teme al Señor merece alabanza». Nótese que lo fundamental en una mujer así es el temor al Señor, el respeto a Dios.  Algunos comentaristas nos dicen que esa descripción de la esposa ideal puede tomarse como la descripción del alma de todo cristiano. Lo fundamental es el temor, el respeto a Dios y luego, la aplicación a nuestros deberes y la caridad para los necesitados.  Todo esto cuadra con las lectura

Domingo 32º del Tiempo Ordinario, Ciclo A

  El tema de este domingo es la parábola de las diez vírgenes esperando al esposo. La primera lectura de hoy está tomada del libro de la Sabiduría 6,12-16. «La sabiduría es radiante e inmarcesible, la ven fácilmente los que la aman, y la encuentran los que la buscan; ella misma se da a conocer a los que la desean,» nos dice.  Tuve que ir al diccionario a buscar «inmarcesible». Significa «que no se marchita».  La sabiduría nunca cambia, es sempiterna, es siempre la misma. También nos dice la lectura que «ella misma va de un lado a otro buscando a los que la merecen; los aborda benigna por los caminos y les sale al paso en cada pensamiento». Entonces, No todos aman la sabiduría y por tanto, no la ven.  Para ver la sabiduría hay que amarla de antemano. A la sabiduría hay que buscarla, pero no es problemática, porque ella misma busca a los que la merecen y les sale al paso en cada pensamiento. Entonces la realidad es que no todos están imbuidos de la sabiduría. Algunos l

Fiesta de todos los santos, año 2020

Gustave Doré, Paraíso   Una de las visiones más completas y equilibradas de las cosas la encontramos en el largo poema épico-dramático de Dante, La Divina Comedia . Gustave Doré se dedicó un tiempo a ilustrar los pasajes de esta obra y el que ilustra la meditación para este día muestra a Dante junto a su amada Beatriz contemplando el cielo con sus ángeles y las miríadas y miríadas de santos. Es una visión dinámica. Dante habla del "amor que mueve los cielos y todas las demás estrellas".  Esta fiesta honra a todos los que llevaron una vida cristiana tal que merecieron entrar al cielo sin pasar por el purgatorio. A su vez, recuerda el papel de los santos como intercesores y apoyo en nuestras necesidades. Además, recuerda el papel de nosotros como cristianos, que podemos rezar por los hermanos en el purgatorio y con el poder de nuestras oraciones por medio del mismo apoyo de nuestro Salvador Jesucristo, esas almas del purgatorio pueden ascender al cielo.  Todo esto evoca los sig

La Reforma Protestante, siglos más tarde

  Misa luterana El 31 de octubre de 1517 Martín Lutero puso un anuncio clasificado (en términos de hoy) sobre el tablón de edictos (la puerta de la iglesia) de la Universidad de Wittenberg. Fue una invitación abierta a conversar («disputar») sobre una lista de ideas o posibles interpretaciones («tesis»). Eran 95 puntos, o «noventa y cinco tesis».  El acto de poner esa invitación sobre el tablón de boletines (el « bulletin board ») era una práctica común en el ambiente universitario de la ciudad, sede de la Universidad de Wittenberg. Lutero era catedrático universitario y las questiones disputatae era también una práctica tradicional, el reunirse para un intercambio entre estudiosos sobre temas abiertos. La memoria romántica revistió de dramatismo aquel acto de fijar las 95 tesis sobre la puerta de la iglesia de Wittenberg. Pero como es natural, el dramatismo lo ponen nuestras mentes, nuestra excitación al pensar que a partir de ese momento se inició un debate sobre nuestra relación co

Domingo 30º del Tiempo Ordinario, Ciclo A

  El tema de este domingo es el amor al prójimo como expresión de la fe cristiana. La primera lectura de hoy está tomada del libro del Éxodo capítulo 22,20-26. El pasaje de esta primera lectura va dirigido a nuestra conducta respecto a los desvalidos, como los huérfanos, las viudas, los forasteros. Así se expresa: «Así dice el Señor: «No oprimirás ni vejarás al forastero, porque forasteros fuisteis vosotros en Egipto. No explotarás a viudas ni a huérfanos». Quizás por esta razón los judíos tenían disposiciones institucionales para con estas personas, tradición que los primeros cristianos mantuvieron. En las primeras comunidades habían programas instituidos para socorrer a las viudas, a los huérfanos, a los necesitados. A la cabeza de esos esfuerzos se pusieron a los diáconos. En las primeras comunidades cristianas también surgieron asociaciones, cofradías, de viudas dedicadas a protegerse entre sí y a socorrer a los menesterosos. Fueron como el origen de las diversas congregaciones