Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2011

Galería del Resucitado

Como una reflexión a modo visual he preparado un slide show con algunas representaciones de la resurrección por pintores famosos. Se puede acceder a través del siguiente enlace: Galería del Resucitado


Muchas felicidades de Pascua de Resurrección

La fe de la Virgen

Luego de Vaticano II hemos asumido a la Virgen como nuestra compañera de viaje, la que nos señala el camino a Jesús y constituye nuestro gran modelo de la fe frente a los designios de Dios, que no siempre podemos entender. Sin entender, ella aceptó y colaboró con el plan de Dios para nosotros.

Esto es lo que nos indica el mismo San Agustín: "Os pido que atendáis a lo que dijo Cristo, el Señor, extendiendo la mano sobre sus discípulos: Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de mi Padre, que me ha enviado, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre. ¿Por ventura no cumplió la voluntad del Padre la Virgen María, ella, que dio fe al mensaje divino, que concibió por su fe, que fue elegida para que ella naciera entre los hombres el que había de ser nuestra salvación, que fue creada por Cristo antes que Cristo fuera creado en ella?
"Ciertamente, cumplió santa María, con toda perfección, la voluntad del Padre, y, por esto, es más importante su condición de disc…

Las tentaciones de Jesús (en Viernes Santo)

Al final de la cuaresma vale recordar el comienzo. En el primer domingo de cuaresma el evangelio nos refiere a las tentaciones de Jesús en el desierto. En cuanto hombre esas tentaciones de seguro acompañaron a Jesús durante toda su vida mortal. Con más razón estarían con él al momento de la Pasión y la crucifixión. 
En el Jesús tentado somos todos tentados y por eso todos participamos en el triunfo de Jesús. Las tentaciones de Jesús son nuestras tentaciones también. Todavía más serio que el ser tentado por las debilidades del cuerpo, de nuestra biología, están las tentaciones al orgullo, la vanidad, la posibilidad de retar y cuestionar a Dios.
La primera tentación de Jesús en el desierto fue la de convertir las piedras en pan, cuando sintió hambre. Sí, fue un asunto de sentir la debilidad del propio cuerpo. Pero el asunto representaba algo más complicado. Pienso que se trata del orgullo del poder, de la vanidad. “Yo puedo y te lo demostraré. Y tengo más poder que tú”, según piensan los …

La obediencia de Jesús ante la Pasión

Jesús, en cuanto hombre, no conoció a plenitud el designio del Padre – igual que nosotros. Sólo supo que su destino era ser signo de la Nueva Alianza, de la nueva misericordia del Padre. Intuyó que, como tal, le tocaba enfrentarse a la ira de los dirigentes religiosos del pueblo judío. 
En cuanto hombre, quién sabe si Jesús se preguntó también si no era incompatible la dignidad de su divinidad con el sometimiento a aquellos imbéciles y tontos que planeaban arrestarle.  Quién sabe si también se preguntó, en cuanto hombre, cómo sería posible que él pudiese dar vista a los ciegos y poner a andar a lo cojos, expulsar demonios y resucitar muertos y sin embargo, no podría él escapar a la condena a muerte que parecía venirle encima.
Después de las discusiones y encontronazos con los fariseos y los escribas y los dirigentes religiosos, estaba claro que la reconciliación con ellos era poco menos que imposible, si no es que ya era completamente inconcebible. Pero eso no justificaba abandonar su m…

Viernes de Dolores, o de Pasión

Los que recordamos la época preconciliar, es decir, antes de la reforma de la liturgia, es decir, antes de la década de 1970, recordaremos que el viernes antes del Viernes Santo era conocido como “Viernes de Pasión”, en que se recordaba la Mater Dolorosa”. Era algo así como la “fiesta” de los Siete Dolores de la Virgen. De ahí que fuera el “Día de la Dolorosa”. Así, la tradición de ponerle el nombre de "Dolores" a las bebés que nacían este día, que luego se apodan "Lola", "Lolita". En la celebración de la misa del día se cantaba una "secuencia" o himno inmediatamente antes de la lectura del Evangelio. Esto era común para varias fiestas del año y hoy día apreciamos sobre todo el himno para este día y el que se canta para el día de Pascua de Resurrección. El himno de hoy se conoce como el "Stabat Mater" por las primeras palabras: Stabat Mater Dolorosa iuxta crucem pretiosam... Estaba la Madre Dolorosa junto a la preciosa cruz...

En Wikipe…