Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2014

Domingo 30 Ciclo A

En el evangelio de este domingo Jesús apunta a lo principal: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, y al prójimo como a ti mismo”.
Amar al prójimo es ponerse en sus zapatos. Así se puede visualizar lo que no quiere que le hagan. 
Esto implica reconocer que, igual que el prójimo, somos pecadores, pero no queremos ser condenados por nuestros pecados. 
Eso, aunque nos podamos sentir avergonzados de nuestros pecados, aunque nos condenemos a nosotros mismos. Es como defender los defectos de la patria frente a los extranjeros, aunque entre nosotros acá sepamos que esos defectos los tenemos.
Amar al prójimo entonces es visualizarnos en su pecado y el nuestro.
Y también es visualizarnos en lo que podríamos hacer de haber estado en la situación del prójimo. Eso nos ayuda a entenderlo mejor.

Jesús no vino a condenar. Vino a mostrar la misericordia de Dios.  Jesús vino a invitar a la conversión de vida. Vino para que olvidemos el pasado y pensemos en el futuro. En los evangelio…

El pastoreo

Ante el malvado, si el pastor calla por diplomacia se expone a permitir que las ovejas marchen hacia la perdición.

No hay que juzgar al cristianismo a base de observar la conducta de sus pastores. Es como pensar que el cristianismo es una institución burocrática que ha tenido que transar tantas veces en la historia, por diplomacia. Es como pensar que la Iglesia, el cristianismo, son sus pastores.

Los pastores son necesarios. El cristianismo vive en los miembros de la comunidad, como individuos y como comunidad.

El verdadero pastor es Cristo. Los pastores le facilitan a los cristianos su vida de fe en Cristo y con Cristo.

Los pastores tienen que alternar y compartir con los malvados, los que llevan una vida de pecado. Lo tienen que hacer siguiendo el ejemplo de Jesús.

No hay duda sobre el papel de Jesús entre los pecadores cuando comía y bebía y compartía con ellos.

Otra cosa es la diplomacia.

Los hay que se van a los extremos. Está el que siembra discordia en la comunidad cristian…

Interpretaciones de la Biblia

“No tendrás otros dioses frente a mí.” (Exodo 20)

¿Es que existen otros dioses que debemos ignorar?

¿Es que Dios está celoso de esos otros dioses?

Habrá quien diga que no, que ese pasaje bíblico se refiere a rechazar los ídolos. Si hubiera dicho “ídolos” estaría claro. Pero aun si hubiera dicho “dioses falsos”, todavía habría duda. Porque dejaría margen a pensar que esos dioses existen y son “falsos” (embusteros, engañadores, o…que no son dioses de verdad). O bien se refiere a los profetas o representantes de esos dioses.

No importa la interpretación que le demos, sigue siendo eso, interpretación. No es que uno decida no tomar la Biblia al pie de la letra. Es que simplemente no se puede.

Igual que uno no puede volar. Para eso hay que "interpretar", es decir, averiguar las leyes para hacer un avión.