Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2011

El caso de los sacerdotes abusadores sexuales sigue vigente

En los últimos meses ha salido a la luz pública un estudio del John Jay College de Justicia Criminal sobre el abuso sexual de menores por parte de clérigos de la Iglesia Católica. Las conclusiones aclaran una serie de puntos con evidencia empírica, incontrovertible.

--No es cierto que haya una correlación entre el homosexualismo y los actos de abuso sexual de los clérigos. No hay ninguna relación entre la orientación sexual de los curas culpables y sus delitos.

--Los abusos fueron cosa seria. No fue simplemente un “toqueteo”, sino que fue un abuso sexual de las víctimas con todas las de la ley.

--El efecto en las víctimas fue devastador. La inocencia de niños y niñas fue traicionada por personas que ellos veían como sagradas y de confianza, los sacerdotes victimarios.

--El estudio habla de los sacerdotes “pedófilos”, los “efebófilos”, los “generalistas”. Los pedófilos gustaban de hacer víctimas de los menores de edad. Los efebófilos gustaban de los jóvenes ya en la pubertad y los gen…

CAMBIO Y TRADICION EN LA IGLESIA

Hay quien piensa que en la Iglesia no pueden haber cambios porque la Iglesia es perfecta. Es como decir que la verdad no es histórica, ni cambia. Y si la Iglesia está en posesión de la verdad...


Tal concepción no es acertada, aunque sea un acierto parcial. Ese es el problema, que los aciertos parciales nos confunden y nos hacen tomarlos como aciertos totales. Veamos las razones para decir que sólo es un acierto parcial.


En primer lugar, la verdad en posesión de la Iglesia no es una verdad filosófica o una verdad lógica. No es el tipo de verdad eterna, como la verdad de que dos más dos son cuatro, o de que lo que es blanco no puede ser negro. 


Aun si eso fuera cierto, habría que tener en cuenta de que el blanco como tal no existe, excepto en nuestra mente. Lo que se da en la realidad son los tonos de negro y los tonos de blanco. Cada tono de blanco es y no es blanco. Porque blanco, lo que se dice ser blanco, es sólo el concepto en nuestra mente. Lo mismo podemos decir de las verdades que …