Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2016

Domingo 14, Tiempo Ordinario, Ciclo C

Primera Lectura Isaías 66,10-14. Este pasaje del profeta Isaías es un canto a la ciudad de Jerusalén. Anuncia que vendrán días en que la ciudad será el eje de los tiempos mesiánicos. Los que lloraban ahora estarán alegres, serán consolados. Habrá abundancia de alimentos y bebida. Sobre todo, habrá paz y las riquezas de las naciones llegarán de todas partes. “Vuestros huesos florecerán como un prado; la mano del Señor se manifestará,” dice.
Sin ser un estudioso de la Biblia, uno puede conjeturar que se trata de un anuncio en tiempos en que Jerusalén ha sido conquistada por los babilonios y la población en su mayoría se ha dispersado, si no es que han sido llevadas a la esclavitud y al cautiverio. Parecía que Dios se había olvidado de su pueblo, o que los dioses de otros pueblos eran más poderosos que el dios de Abrahán. En esa época el ateísmo no existía. Isaías aquí anuncia, con el entendido que en realidad se trata de un castigo de Dios por los pecados, que vendrán días maravillosos en …

Tiempo Ordinario, Ciclo C, Domingo 13

Primera Lectura 1Reyes 19,16b.19-21. El Señor se le aparece al profeta Elías y le instruye que debe nombrar un sucesor, a Eliseo. Elías va a buscar a Eliseo y lo encuentra arando en el campo. Se le pone al lado y le echa encima el manto. Eliseo comprende y pide despedirse de sus padres. Elías consiente; luego Eliseo coge la yunta de bueyes y los ofrece en sacrificio, usando los aperos para hacer el fuego. Luego se va con Elías, poniéndose a sus órdenes.

Es una sociedad agrícola. Hoy día Eliseo podría haber estado en una diversidad de lugares trabajando en las empresas de sus padres. Parece que Eliseo era joven y de una familia rica. Era joven, porque pide ir a despedirse de sus padres y no se menciona alguna esposa. Y era hijo de una familia acomodada, por el hecho que dirige doce yuntas de bueyes arando. Quiere decir que era un terreno grande. Uno pensaría que no era que personalmente llevara las yuntas. Actuaba como el primer violinista que a la vez dirige la orquesta. De seguro él llev…

Bernardo Mizeki, santo africano

Hay mártires y santos, tan mártires y santos como los canonizados por Roma. Bernardo Mizeki es uno de ellos. 

Lo que sigue es una traducción de su hagiografía según aparece en Mission Saint Clare.

Bernard Mizeki nació en África Oriental Portuguesa (Mozambique) alrededor de 1861. Cuando tenía doce años o un poco mayor, salió de su casa y se fue a Ciudad del Cabo, África del Sur, donde durante los próximos diez años trabajó como obrero,  en los barrios pobres.

Después de su jornada de trabajo, comenzó a ir a clases nocturnas en una escuela anglicana. Bajo la influencia de sus maestros, de la Sociedad de San Juan Evangelista (SSJE, una orden religiosa anglicana para los hombres, llamados popularmente los Padres Cowley), se convirtió al cristianismo y fue bautizado el 9 de marzo de 1886. 

Además de los fundamentos de la escolarización europea , llegó a dominar inglés, francés, verdadero holandés (por contraste al holandés corrupto de África del Sur), y por lo menos ocho lenguas africanas loca…

Tiempo Ordinario, Ciclo C, Domingo 12

Primera Lectura Za 12,10-11;13,1. El profeta Zacarías en esta lectura anuncia los tiempos en que Jerusalén y sus habitantes pasarán por una terrible prueba. Pero en vez de producirse resentimiento y encono, ocurrirá que Dios derramará “un espíritu de gracia y de clemencia”. Esto puede querer decir que el pueblo se convertirá y reconocerá su pecado, reconocerá que ellos mismos fueron los causantes de su propia desgracia. “Me mirarán a mí, a quien traspasaron,” dice. En la tradición esa línea se ha interpretado como una de las profecías mesiánicas.  En el contexto original para mí, que no soy experto, el sentido no está claro. Puede que el profeta se refiere a sí mismo. Habría que saber sobre la historia de su vida. Aquel día se alumbrará un manantial contra pecados e impurezas, dice. Podría significar que Dios derramará un agua (en sentido figurativo) que limpiará al pueblo, lo renovará. Pero también se puede interpretar en el sentido evangélico de una profecía mesiánica: vendrá el día en q…