Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2020

María, Madre de Dios -- Año 2021

 El 1º de enero celebramos la solemnidad de María como Madre de Dios. En Puerto Rico veneramos a la Virgen bajo la advocación particular de Madre de la Divina Providencia cuya imagen, arriba. María fue ella misma objeto de la atención y el cuidado de Dios y le tocó luego a ella cuidar a Dios encarnado. De esa manera ella le contempla (nótense las manos de la Virgen) reconociendo con fe, a Dios hecho humano de carne y hueso. El niño es prueba de que Dios provee. El lector puede ver mis apuntes del 2019 , lo mismo que los del 2015 , y los del 2008 , sobre este tema. También están mis apuntes del 2014 sobre la Virgen como modelo de predestinación ; del 2011 sobre La fe de la Virgen . De igual manera puede ver el tema de la Virgen María en otros apuntes, según el "label" o etiqueta de este blog.

Fiesta de la Sagrada Familia, año 2020

  El domingo después del día de Navidad está dedicado a la Sagrada Familia.  En la tradición occidental nos hemos fijado más en el Jesús histórico, que en la tradición bizantina, o de Oriente. Pero siempre ha habido la tensión, acá también, entre visualizar a Jesús como humano y a la vez, divino. Algo así vemos en la ilustración arriba, que representa a Jesús aprendiendo carpintería, al fabricar una cruz, ya desde niño. Es un ejemplo de una piedad mal enfocada, lo que en los años anteriores al Concilio Vaticano II llamábamos beatería.  El sentido de la vida oculta de Jesús en el seno de la Sagrada Familia es otro. Lo mismo podemos decir del sentido de su sometimiento, su obediencia y solidaridad con la voluntad del Padre.  Baste pensar lo que otros también han apuntado a través de la historia del cristianismo. Dios pudo venir en poder y majestad, como lo anunciaron los profetas, lo que todavía se espera como el Fin de los Tiempos. Pero vino a nosotros como un simple mortal, como un hom

Navidades 2020

  El solsticio de invierno marca la medianoche del día solar (el año solar) en el hemisferio norte. Se da alrededor del 21 de diciembre y es el mediodía del año solar en el hemisferio sur. Allá es el día más largo del año; acá, la noche más larga del año. La colonización europea nos ha llevado a celebrar las Saturnalias romanas alrededor de estas fechas. No fue que los europeos lo impusieran. Fue algo espontáneo, como el gusto por la Coca Cola y el el fútbol. Hasta en Asia celebran las Navidades.  Las costumbres y las tradiciones son así. Son como las palabras. Uno habla sin estar al tanto de la evolución de las expresiones. Uno sigue las costumbres sin enterarse de la historia de las costumbres. Uno no tiene que saber del significado de una palabra para saber usarla. Es como el auto: uno no tiene que saber cómo funciona el motor para ir de un sitio a otro en coche.   Es algo así como la celebración de Halloween y Thanksgiving. Cuando en Francia y España celebran Halloween, parece ser

Domingo 4º de Adviento, Ciclo B

El tema de este domingo es el cumplimiento de la Promesa y la Nueva Alianza La primera lectura está tomada del libro 2º de Samuel capítulo 7,1-5.8b-12.14a.16. El rey David, ya establecido en su palacio, le pregunta al profeta Natán sobre la conveniencia de mandar a construir un templo para albergar el arca de la Alianza. Samuel le contesta que sí, que siga con su proyecto. Pero esa noche el profeta fue alertado por Dios de que no debía ser así. Que David no tenía necesidad de construir el templo. Dios le anuncia a David por boca del profeta Natán que no necesita casa para habitar. No tiene sentido que él pretenda construirle un domicilio.  Dios no habita en templos porque está en todas partes.  Es lo que entendieron los judíos de la Dispersión cuando se encontraron sin templo. Entonces adoraron a Dios en las sinagogas y en los encuentros familiares. Nótese la celebración del sábado en familia. La mesa familiar es algo sagrado y las oraciones y alabanzas sustituyen los sacrificios del

Domingo 3º de Adviento, Ciclo B

  El tema de este domingo es la alegría y el gozo del Adviento La primera lectura está tomada del profeta Isaías 61,1-2a.10-11. Es la misma cita que Jesús leyó en la sinagoga al comienzo de su predicación:  El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha enviado para dar la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones desgarrados, para proclamar la amnistía a los cautivos, y a los prisioneros la libertad, para proclamar el año de gracia del Señor. En la sinagoga Jesús dirá: «Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy.» (Lucas 4,21) De esta manera la primera lectura ya anuncia la causa de nuestra alegría pascual, de la pascua de Navidad. La segunda parte de esta primera lectura exclama, «Desbordo de gozo con el Señor… Como el suelo echa sus brotes, como un jardín hace brotar sus semillas, así el Señor hará brotar la justicia y los himnos ante todos los pueblos» Este es el tono de este domingo: la alegría y el gozo de la Navidad que ya e

Domingo 2º de Adviento, Ciclo B

  El tema de este domingo es el llamado a prepararle el camino al Señor. La primera lectura está tomada del profeta Isaías 40,1-5.9-11. El profeta anuncia la restauración del reino de Israel que vendrá a consecuencia de la llegada del Señor. «Consolad a mi pueblo,» dice. «Preparadle un camino al Señor,» que ya llega.  «Se revelará la gloria del Señor»; por eso, «Súbete a un monte elevado heraldo de Sión…di a las ciudades de Judá…’Mirad, el Señor Dios llega con poder, y su brazo manda’…Como un pastor que apacienta el rebaño, su brazo lo reúne [el rebaño, las ovejas dispersas de Israel], toma en brazos los corderos y hace recostar a las madres». En el evangelio de hoy encontraremos a Juan, haciendo la labor de ser el heraldo de Sión, anunciando la llegada inminente del Señor.  Llegará Jesús como el Buen Pastor, a rescatar las ovejas dispersas y perdidas para establecer un reino, el reino de Dios. Con el salmo responsorial cantamos los versos del salmo 84,9ab-10.11-12.13-14. Cantamos: V

Domingo 1º de Adviento, Ciclo B

  El tema de este domingo es el Adviento mismo, la espera por la llegada del Señor La primera lectura está tomada del profeta Isaías 63, 16b-17; 64, 1.2b-7. El profeta expresa el abatimiento del pueblo israelita en el cautiverio babilonio. Han sido esclavizados y están una vez más, como cuando en Egipto, humillados por sus amos. ¿Es que Yahvé no se acuerda de su pueblo? El profeta se lamenta, «Señor, ¿por qué nos extravías de tus caminos y endureces nuestro corazón para que no te tema?» Es que interpreta el sufrimiento y el abandono del pueblo como castigo de los pecados y el endurecimiento de los corazones de los israelitas. Es como pensar que Dios envía castigos al pueblo de Puerto Rico por culpa de tantos y tantos corruptos que sólo piensan en robar. Es como si Dios hubiese enviado a esos corruptos o hubiera permitido que mandaran esos corruptos y el pueblo quedara a la deriva víctima de huracanes y terremotos. Es el castigo que Dios envía por nuestros pecados.  En cierto modo es v

Domingo 34 del Tiempo Ordinario, Ciclo A. Solemnidad de Cristo Rey

  Este domingo marca el final del año litúrgico con la solemnidad de Cristo Rey. El tema de este domingo es el día final al final de los tiempos. La primera lectura de hoy está tomada del libro del profeta Ezequiel 34,11-12.5-17. «Así dice el Señor,» nos dice, «Yo mismo en persona buscaré a mis ovejas». Y más adelante, en la lectura, «Buscaré las ovejas perdidas, recogeré a las descarriadas; vendaré a las heridas; curaré a las enfermas». Al final termina: «Voy a juzgar entre oveja y oveja, entre carnero y macho cabrío.» La lectura anuncia indirectamente lo que los judíos de la época de Jesús y los primeros discípulos tomaron como el final de los tiempos. Podemos pensar que en el Cautiverio babilonio nació una nueva comprensión de la fe judía en la historia de la humanidad. Esto se puede resumir: Israel fue el pueblo escogido de Dios. Israel se alejó de Dios con sus infidelidades. Dios usó a los asirios y a los babilonios como instrumentos de su furia y su castigo. 

Domingo 33º del Tiempo Ordinario, Ciclo A

  El tema de este domingo es la parábola de los talentos. La primera lectura de hoy está tomada del libro de los Proverbios capítulo 31,10-13.19-20.30-31. Corresponde a la descripción de la esposa ideal. Es la lectura que antes del Concilio Vaticano II siempre se hacía para la ceremonia de los nupciales. «Una mujer hacendosa, ¿quién la hallará?», nos dice. Una mujer así hace feliz a su marido. Pero también es caritativa con los necesitados. «Abre sus manos al necesitado y extiende el brazo al pobre,» nos dice. Y entonces concluye, «Engañosa es la gracia, fugaz la hermosura, la que teme al Señor merece alabanza». Nótese que lo fundamental en una mujer así es el temor al Señor, el respeto a Dios.  Algunos comentaristas nos dicen que esa descripción de la esposa ideal puede tomarse como la descripción del alma de todo cristiano. Lo fundamental es el temor, el respeto a Dios y luego, la aplicación a nuestros deberes y la caridad para los necesitados.  Todo esto cuadra con las lectura