Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2013

El punto de vista cristiano

El pasaje del evangelio de hoy termina con esta cita. “Amen a sus enemigos, hagan el bien y presten sin esperar nada en cambio. Entonces la recompensa de ustedes será grande y serán hijos del Altísimo, porque él es bueno con los desagradecidos y los malos.”  (Lucas 6:35-36) Dios ama a los ingratos y malvados. Los fariseos practican la acepción de personas, distinguen entre las personas. Estiman al que es bueno y al malo, que les parece que no merece ser respetado, lo desprecian. Desprecian a los malos: le quitan valor, no le dan valor. Los fariseos piensan que ellos son buenos y mejores y hasta le tienen pena a los demás.  Los cristianos aman a los malos como Dios los ama.  Jesús amó a los publicanos. Nosotros no tenemos otra orientación: hay que amar a los pecadores y a los desviados y a los débiles de carácter… Eso es difícil, muy difícil. Pero es posible con la fuerza que Dios nos puede dar.  El que ama a Dios y ama al prójimo ha cumplido la Ley.
.........

La paz en Siria

No soy especialista pero aquí mi parecer. Resulta que, de entrar Estados Unidos en guerra con el gobierno sirio, estaría poniéndose de parte de los rebeldes, que en su mayoría son fanáticos musulmanes y partidarios de Al-Kaheda. Tal pareciera que es una ironía. ¿Qué llevó a que Estados Unidos simpatizara con los rebeldes? Lo más que uno piensa es que ha estado influenciado por Israel, que se beneficia de las dificultades sirias y combate la influencia de Siria sobre el Líbano. Israel y Siria han sido enemigos desde tiempos bíblicos y en época reciente han sido enemigos mortales desde la fundación del estado israelita en 1948. Pero esa explicación parece ser incompleta, no aclara todo. Más importante y más problemática es la influencia de Iraq en toda esa región, más que la amenaza de Siria como conducto de la política de Iraq. Y uno bien puede asumir que los rebeldes sirios que Estados Unidos apoyaría van dirigidos por Iraq.   Al menos debo confesar que no me está claro, eso de que Estad…