Ir al contenido principal

Domingo 4° de Pascua, Ciclo C


El tema de este domingo es el Buen Pastor

La primera lectura de hoy está tomada del libro de los Hechos de los apóstoles 13,14.43-52. Es un extracto de la narración de la misión de Pablo y Bernabé en las sinagogas de la diáspora judía. Invito a leer el capítulo 13 completo para ubicarse en el contexto. 

En Hechos 11,19 nos dice que «los que se habían dispersado cuando la tribulación originada a la muerte de Esteban, llegaron en su recorrido hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, sin predicar la Palabra a nadie más que a los judíos». En el versículo siguiente nos dice que entonces algunos de los conversos comenzaron a predicar la Palabra a los griegos en Antioquía. 

A continuación nos dice que Bernabé fue enviado por la iglesia de Jerusalén para saber qué pasaba en la iglesia de Antioquía. Nótese que hasta entonces se trató de cristianos compartiendo con judíos en la sinagoga, tanto en Jerusalén, como en las demás comunidades. El cristianismo por el momento era un grupo judío entre judíos. 

En Hechos 11,25 se nos dice que Bernabé fue a buscar a Pablo a Tarso. En 11,29 nos dice que hubo hambre y que los discípulos hicieron una colecta para socorrer a los hermanos en otras comunidades. Entonces enviaron a Bernabé junto a Pablo para llevar esa ayuda. Eso debió ser una oportunidad para conocer otras comunidades.

En Hechos 13,1 nos dice que en Antioquía decidieron por inspiración del Espíritu Santo, enviar a Pablo y Bernabé en una misión para predicar el cristianismo en las sinagogas de la Dispersión (Diáspora). En el 13,5 nos dice que anunciaban la Palabra en las sinagogas. 

En el primer versículo de la lectura de hoy (13,14) Pablo y Bernabé llegan a una comunidad y Pablo se levanta y predica. La lectura de hoy omite el discurso de Pablo y salta al versículo 13,43. El lector puede interesarse por ese discurso en la medida que es uno de los testimonios de lo que debió ser la predicación original de Pablo que circuló entre los primeros cristianos.

La predicación de Pablo cumplió su propósito y el texto nos dice que «muchos judíos y prosélitos que adoraban a Dios siguieron a Pablo y Bernabé». Da a entender que su entusiasmo fue tanto, que regaron la voz y al sábado siguiente llegó una multitud de toda la ciudad a escuchar la Palabra de Dios, es decir, la predicación cristiana. Los líderes de la sinagoga se enojaron. Pablo entonces se defiende y da testimonio, lo que impacta a los gentiles, es decir, a los no judíos y a los judíos helenistas (judíos alejados de su fe). Este momento marca la ruptura con las sinagogas y el comienzo del cristianismo como religión por separado.

En el canto responsorial cantamos el salmo 99,2.3.5. «Servid al Señor con alegría,» cantamos. Más adelante: «…él nos hizo  somos suyos, su pueblo y ovejas de su rebaño». 

La segunda lectura está tomada del Apocalipsis 7,9.14b-17. «Yo, Juan, vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos,» nos dice. Es la muchedumbre de los mártires, pero también puede aplicarse a todos los cristianos con sus túnicas blancas, señal de su bautismo. La muchedumbre de todos los cristianos constituimos el pueblo de Dios y el rebaño de Cristo, el buen pastor.

El evangelio está tomado de Juan 10, 27-30. «Mis ovejas escuchan mi voz,» dice Jesús; «ellas me siguen y yo les doy vida eterna». Luego continúa: «no perecerán para siempre y nadie las arrebatará de mi mano…Yo y el Padre somos uno».

 Jesús es el Camino, como apuntado en otro lugar del evangelio y quien ve a Jesús, ve al Padre. Seguir a Jesús, es ir al encuentro de Padre. Por eso él es el Buen Pastor, que da la vida por sus ovejas. Sus ovejas le siguen y él da vida eterna. 


 A propósito del tema del Buen Pastor recuerdo los apuntos sobre "El ecumenismo en el tiempo de Pascua", del año pasado. De interesar, pueden verse oprimiendo aquí.

En años anteriores mis apuntes fueron más extensos. Invito a leerlos con calma y sin prisa. Oprimir aquí para ver los del 2019, que a su vez remiten a los apuntes del 2016



Comentarios

Entradas más populares de este blog

El ayuno de Jesús en el desierto

El Espíritu llevó a Jesús al desierto, "para ser tentado" (Mateo 4:1). Allí Jesús ayunó durante cuarenta días. En conmemoración de esos cuarenta días nosotros observamos la cuaresma. Jesús no necesitaba ayunar. Tampoco necesitaba ser bautizado en el Jordán. Se nos dice que esto fue así para nuestra edificación, para enseñarnos el camino. En los relatos del bautismo de Jesús en el Jordán (Marcos 1:9; Mateo 3:13; Lucas 3:21) siempre se deja sentir la presencia del Espíritu. Inmediatamente después del bautismo, Jesús es conducido al desierto por ese Espíritu. Si ayunó, fue por la inspiración del Espíritu. Si no tenía pecado, su ayuno no tenía un carácter penitencial o punitivo, como para pagar por sus pecados. Tampoco nuestro ayuno tiene que tener carácter penitencial, como si con nuestros actos pudiésemos agradar a Dios para conseguir el perdón de nuestros pecados. Cuando Jesús perdona en los evangelios, tampoco exige penitencia o castigo. Para que Dios exigiera castigo te

Pablo, Marcos y Bernabé

Rafael Sanzio, San Pablo predicando en Atenas El 11 de junio se celebra la fiesta de San Bernabé. Se dice que Pablo pudo evangelizar a los gentiles "a través de la puerta que abrió Bernabé". Luego de su conversión, Pablo vino a Jerusalén, pero no fue bien recibido por los hermanos, que no se fiaban de él por haber sido perseguidor de cristianos. (Hechos 9:26–28) Bernabé fue el que buscó a Pablo y entró en conversación con él, desarrolló amistad con él, y lo trajo a la comunidad de los demás hermanos, consiguiendo que confiaran en él. Pablo, Bernabé y Juan Marcos se fueron juntos en un viaje de evangelización. Pero a mitad de camino Marcos se separó de ellos y se volvió. (Hechos 13:13) Los Hechos de los Apóstoles no dan la razón que hizo que Marcos retornara. Es posible que fuese algo completamente normal y explicable. Pero también pudo ser el resultado de un buen altercado con Pablo, que de seguro era bastante fogoso. En una ocasión más tarde Pablo y Bernabé

Iglesia anglicana de Estados Unidos ha elegido un nuevo obispo, lesbiana

La Iglesia anglicana de Estados Unidos ha elegido un nuevo obispo gay, en este caso, una reverenda lesbiana, la Rev. Mary Douglas Glasspool. Glasspool, de 55 años, canóniga de la Diócesis con sede en Baltimore de Maryland durante los pasados ocho años, fue elegida el 5 de diciembre por feligreses y miembros del clero para ser obispo sufragante en la diócesis de Los Angeles, California. De confirmarse su nominación sería ordenada al episcopado en mayo del 2010. El arzobispo de Canterbury, Muy Rev. Rowan Williams señaló que esta segunda nominación de un homosexual al episcopado tendrá serias consecuencias para el anglicanismo en todo el mundo. A mi manera de ver, que reconozco que no tiene que ser la verdad o que no todo el mundo tiene que estar de acuerdo conmigo, los hay que nacen desde la cuna con una orientación homosexual. Esto hace décadas, casi cinco décadas, que se ha confirmado mediante investigaciones de la biología humana y en específico, del cerebro humano. En ese co